mujer

Anticoagulantes en la mujer, cambios hormonales, embarazo y menopausia

Posted on Actualizado enn

El Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz ha organizado, en colaboración con la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares (AMAC), la I Jornada multidisciplinar sobre ‘La anticoagulación en la mujer’, un encuentro formativo cuyo objetivo ha sido abordar diferentes temas:

Patologías

Los fármacos anticoagulantes interfieren en el proceso de coagulación de la sangre, y se utilizan en “personas que tienen un riesgo elevado de desarrollar una trombosis”, afirma la doctora Llamas. “Esto ocurre en pacientes con patologías cardiacas, como son la fibrilación auricular o las prótesis valvulares cardíacas de tipo mecánico. Existe un riesgo de que se formen trombos dentro del corazón que pueden desprenderse y ocluir un vaso, por ejemplo, de la circulación cerebral, dando lugar a un infarto cerebral o ictus”, explica Pilar Llamas, jefa de Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital FJD

Del mismo modo, este tipo de fármacos se utilizan también “en la fase inicial del tratamiento de las trombosis venosas profundas y/o del tromboembolismo pulmonar y posteriormente, para prevenir que se produzcan nuevos trombos en paciente con alto riesgo de recurrencia”, recalca.

Los cambios hormonales

Si bien la indicación de un tratamiento anticoagulante es igual en hombres que en mujeres, advierte esta especialista, “hay circunstancias inherentes a la fisiología de éstas que “pueden condicionar un manejo individualizado de la terapia antitrombótica: menstruación, gestación, terapias hormonales…”

Se ha descrito en la literatura que, en relación con el tratamiento anticoagulante, las mujeres de edades avanzadas tienen más complicaciones hemorrágicas y que los hombres tienen menos recurrencia de la trombosis”, matiza.

La coagulación sanguínea sufre modificaciones en relación con los cambios hormonales de la mujer (menarquía, ciclos menstruales, perimenopausia), que se ven potenciadas en situaciones como la gestación y el uso de terapia hormonal. “Se genera un estado de hipercoagulabilidad (disminución de anticoagulantes naturales, aumento de proteínas procoagulantes, disminución de la fibrinolisis) que, sumado a otros factores de riesgo, puede favorecer el desarrollo de un evento tromboembólico”, alerta la responsable del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital FJD.

Anticoagulantes y embarazo

Las mujeres que está en tratamiento con anticoagulantes y desean quedarse embarazadas, deben contactar lo antes posible con el médico responsable del mismo para que le indique qué hacer. “Los anticoagulantes antagonistas de la vitamina K (ejemplo Sintrom®), son capaces de atravesar la barrera placentaria y producir malformaciones fetales, por lo que si la paciente se queda embarazada debe de acudir urgentemente a su médico para realizar el cambio a heparina, que no atraviesa la placenta”, apunta la doctora Llamas.

Lo mismo han de hacer aquellas que utilizan “anticoagulantes orales de acción directa”, dado que “no hay datos de seguridad sobre el uso de estos fármacos en el embarazo”.

Anticoagulantes y anticoncepción

También las mujeres que quieren iniciar un tratamiento anticonceptivo han de tener en cuenta sus circunstancias. La mujer que está anticoagulada y/o tiene un alto riesgo trombótico ha de considerar que “los anticonceptivos hormonales combinados, que contienen estrógenos, se asocian a un mayor riesgo de trombosis”, apunta la doctora Llamas.

Por ello “es preferible optar por un anticonceptivo basado solo en progestágenos o por el DIU, con o sin levonogestrel”, indica, siempre, eso sí, “bajo la supervisión de su ginecólogo”.

En el caso de que se precise un anticonceptivo combinado por patología ginecológica, la mujer debe ser remitida a un servicio de hematología para valoración”, especifica, y subraya: “Existen factores de riesgo trombótico que han de tenerse en cuenta en esta situación, como son los antecedentes personales o familiares (primer grado) de trombosis, trombofilia hereditaria, edad, obesidad, hábito tabáquico, cáncer…” En este tipo de situaciones es importante “realizar una educación de la mujer para que pueda reconocer precozmente la sintomatología relacionada con la trombosis”, asevera.

Anticoagulantes en la menopausia

Algo similar a lo que ocurre con los anticonceptivos hormonales combinados pasa con el tratamiento hormonal sustitutivo que se prescribe a algunas mujeres en la menopausia. Este tipo de medicamentos contienen estrógenos y progestágenos, por lo que también hay riesgo de desarrollar una complicación trombótica. “Antes de indicar este tratamiento, el médico debe realizar una evaluación del riesgo trombótico de la paciente y valorar el riesgo/beneficio de instaurarlo”, señala esta especialista. “Una vez iniciado, es recomendable reevaluar el riesgo de forma periódica”, concluye.

Fuente: El prural

Jornada en Madrid, foco en la mujer en una jornada multidisciplinar sobre anticoagulación

Posted on Actualizado enn

foto del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

El Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz ha organizado en colaboración con la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares (AMAC) la I Jornada multidisciplinar sobre “La anticoagulación en la mujer”.

Pilar Llamas, Jefa de Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital FJD dice: “se ha querido impulsar esta iniciativa para acompañar y formar a las pacientes en tratamiento anticoagulante, dándoles directrices claras en cuanto a su tratamiento y seguimiento, haciendo un recorrido en todas las etapas de la mujer poniendo atención en cada etapa, y en las peculiaridades que hay en relación a los cambios hormonales y la anticoagulación”.

La enfermedad cardiovascular y toda arteriosclerosis de base aparece por la suma de muchos factores, unos sobre los que no podemos actuar como la edad o antecedentes familiares, y otros que conocemos o que deberíamos conocer como el colesterol, diabetes y sedentarismo.

Durante esta jornada también se abordó el tema de la anticoncepción en la mujer, en la que el Dr. Plaza del Servicio de Ginecología y Obstetricia de la FJD, hizo énfasis en que lo más importante es la personalización del tratamiento explicando que ”no va a ser lo mismo una mujer de 20 años que padece alguna cardiopatía y por ende está anticoagulada, que una mujer con 50 años que ha sufrido un ictus” explicó. Plaza explicó que entre las mejores opciones anticonceptivas para estas pacientes se encuentran los métodos de barrera, el diu de levonorgestrel, los progestágenos orales y luego en mujeres o parejas que no desean tener hijos, la recomendación más segura es la ligadura de trompas o la vasectomía.

La Hematóloga de la FJD, Sara Martín Herrero, estuvo a cargo de exponer el riesgo trombótico que tienen las mujeres durante la gestación, la especialista recordó que es la principal causa de mortalidad materna, por lo que se debe estratificar durante toda la gestación a estas pacientes, teniendo muy en cuenta esta patología, ya que según sus palabras “es fácil de evitar, el riesgo de enfermedad tromboembólica venosa en una mujer embarazada es de 5 a 6 veces superior al de una mujer no embarazada” explicó. Por otro lado, una de las recomendaciones de anticoagulación durante la menopausia o climaterio es realizar trombo-profilaxis en mujeres que toman tratamiento hormonal sustitutivo y presentan un riesgo de enfermedad tromboembólica transitoria como la cirugía, inmovilización, o la hospitalización por alguna infección aguda.

Además, ha destacado como los otros especialistas reunidos en esta jornada, en la necesidad de poner el foco en la prevención y en corregir los factores de riesgo modificables. Ana Isabel Hormigos del Servicio de Geriatría de la FJD “La edad biológica no es igual que la edad cronológica” y continúa en la línea de individualizar los tratamientos según el perfil de cada paciente, detallando que en esta especialidad utilizan “la valoración geriátrica integral para intentar abarcar no sólo la parte médica sino la otras realidades presentes en el paciente mayor”

Jornada: Anticoagulación y la mujer

Posted on

jornada_anticoagulacion_y_mujer

Este próximo Martes, 12 de junio, el Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (FJD) organiza en colaboración de la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares (AMAC) la I Jornada sobre “La anticoagulación en la mujer”.

Se trata de una jornada formativa y gratuita cuyo objetivo es abordar con una visión 360º desde la perspectiva de diferentes especialistas como; hematólogos, endocrinos, cardiólogos, ginecolólogos y geriatras, las etapas de la vida de la mujer anticoagulada y resolver a nuestras pacientes dudas sobre el tema.

Desde el Servicio de Hematología y Hemoterapia, han querido impulsar esta iniciativa para acompañar y formar a las pacientes en tratamiento anticoagulante, dándoles directrices claras en cuanto a su tratamiento y seguimiento. La jornada contará con charlas formativas y debate con nuestras pacientes.

LUGAR DE LA JORNADA:

Aula Severo Ochoa, Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, Av. de los Reyes Católicos, 2, 28040 Madrid

INSCRIPCIÓN: Gratuita

Correo electrónico de contacto:

amac@anticoaguladosmadrid.es

Descarga el programa haciendo clic aquí

Riesgo fetal en una paciente embarazada y anticoagulada

Imagen Posted on Actualizado enn

Tal y como os informábamos en el post anterior vamos a hablar sobre los riesgos fetales que puede tener una paciente anticoagulada embarazada y su feto. Si el embarazo es planificado con antelación con los servicios médicos que disponemos, se puede valorar y minimizar tanto el riesgo fetal como el maternal.

Uno de los riesgos más básicos, es el traspaso de la cardiopatía congénita a los hijos, aunque ésta sea del 0,8% en la población general. Pero algunas de estas transferencias genéticas, suceden con un patrón autosómico dominante, que es cuando se hereda el gen anormal de sólo de uno de los padres, como los síndromes de DiGeorge, de Marfan o de Noonan (miocardiopatía hipertrófica), todas ellas con un riesgo de cesión del 50%. En estos casos es recomendable poder realizar una biopsia coriónica a las 12 semanas de gestación para realizar un diagnóstico prenatal adecuado. Esta prueba se puede desarrollar a través del cuello del útero por vía transcervical o transabdominal.

Otras complicaciones que conlleva, aparte de la complejidad fetal y neonatal, son los siguientes:

  • Demora del crecimiento intrauterino
  • La prematuridad
  • La hemorragia intracraneal
  • La posible pérdida fetal

Según el estudio prospectivo CARPREG, comprobando las incidencias de efectos adversos en los neonatos, se llegó a la conclusión de que el 7% del riesgo era en mujeres embarazadas sin cardiopatías, frente a un 18% que sí que las tenía.

Uno de los riesgos más habituales es el retraso del crecimiento intrauterino, que padecen todas las madres en las que exista alguna limitación al incremento del GC (gasto cardiaco), con restricción del flujo placentario. Para ello, la biometría del feto está justificada en mujeres con factor de riesgo, con hipertensión durante el embarazo, o aquellas que estén en tratamiento de bloqueadores beta para tratar los problemas cardíacos y la presión arterial alta.

Se recomienda que en mujeres gestantes con cardiopatías, puedan realizarse las siguientes pruebas, siempre que nuestro médico lo crea necesario, ya que todas éstas tienen sus riesgos.
A las 12 semanas una biopsia coriónica.

A las 13 semanas un monitorización que incluya el grosor nucal (la incidencia de cardiopatías congénitas es de 1/1.000 siendo el grosor nucal normal).
Entre las semanas 14-16 la ecocardiografía fetal, y repetirla en la semana 20, siempre y cuando sea necesario, y se diagnostique cardiopatías congénitas graves.
En resumen, todos estos riesgos y pruebas médicas que os informamos, deben de ser utilizados como una guía orientativa, y en ningún caso reemplaza la información o diagnóstico de nuestro médico.

Fuente: http://www.revespcardiol.org/es/embarazo-cardiopatia/articulo/13092801/

AnticoagObs, el App que permite personalizar el tratamiento en las pacientes anticoagulados

Posted on Actualizado enn

AnticoagObs_app_andriod_anticoagulados
La anticoagulación está tomando cada día más relevancia dentro del campo de la obstetricia y está permitiendo llevar a término y sin complicaciones las gestaciones que así lo precisen. Es un tema complejo, sin protocolos estrictos establecidos. Por todo esto, es importante que el médico y la paciente conozcan bien las indicaciones de profilaxis antitrombótica.
Tomando como referencia los últimos protocolos publicados, han desarrollado esta app, que guiará al profesional de una forma sencilla para poder realizar un informe personalizado, sobre el tratamiento recomendado más adecuado para cada paciente.
Autores: Dr. Ricardo Savirón, Dra. Ana Cristina Lou y Dra. Rosa Cornudella

Consejos sobre sexualidad y embarazo para mujeres que tomen anticoagulantes

Posted on Actualizado enn

riesgos-embarazo-anticoagulado

Hoy os presentamos a vosotras, unas normas y consejos a tener en cuenta sobre vuestra sexualidad y embarazo:

  • Toda mujer en edad fértil que tome anticoagulantes orales y tenga un retraso de la regla de una semana, debe comprobar siempre que no esté embarazada. En el caso de que la prueba de embarazo sea positiva, debe consultar de inmediato con el especialista responsable del control de su Tratamiento con Anticoagulantes Orales (TAO)
  • Las alternativas como el DIU, no están contraindicados, pero en algunos casos pueden provocar hemorragias, consulte siempre a su médico especialista.
  • En cuanto a los métodos anticonceptivos, se recomienda usar los métodos “barrera”, como preservativos, diafragmas y espermicidas.
  • Debe evitar en lo posible las píldoras anticonceptivas . La mayoría de ellas llevan estrógenos que pueden incrementar el riesgo de trombosis.