Enfermedad

En Cádiz la campaña “La Vida Fluye” llega para hablar sobre enfermedades vasculares

Posted on Actualizado enn

carteljornada_cc3a1diz_feasan_udp-729x1024

Se celebró en Cádiz, el pasado 16 de junio, la primera jornada educativa de las 6 que constituyen la campaña “La Vida Fluye”.

Tal y como explica la campaña de FEASAN, las enfermedades del sistema circulatorio son la primera causa de muerte en todo el mundo y en nuestro país, causando el total del 30% de las defunciones en el año 2016. Concretamente en Cádiz, supusieron la primera causa de muerte en la provincia durante el año 2015.

En esta primera jornada, que tuvo lugar en la sede de la Asociación Provincial de Jubilados y Pensionistas de Cádiz, el Dr. Eduardo Guija, médico de Familia del Centro de Salud Pinillo Chico en el Puerto de Santa María y coordinador del Grupo de trabajo de Hipertensión de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), habló de la experiencia como superviviente de un ictus de Pepi Aibar, presidenta de la Asociación de Pacientes Cardíacos y Anticoagulados Portuenses (ACAP), entidad miembro de FEASAN en la provincia de Cádiz.

El Dr. Guija subrayó la importancia de controlar los principales factores de riesgo vascular. Pepi Aibar, relató cómo le cambió la vida a ella y a su familia, tras haber sufrido un ictus hace 8 años. “Al principio no era consciente de nada, fue al cabo de los tres meses cuando me di cuenta de lo que me había sucedido. Me desperté sin un recuerdo, perdí toda la memoria. A lo largo de estos años he tenido que aprender a no bloquearme a la hora de hablar, y aún estoy aprendiendo a leer y escribir de nuevo; pero por suerte hoy estoy aquí y puedo contarlo, que es lo más importante”.

Se han programado más jornadas, si quieres saber más sobre la campaña, te invitamos a consultar la página web www.lavidafluye.es y a seguirnos en nuestras redes sociales para continuar aprendiendo a controlar juntos el riesgo vascular.

Enfermedad de Kawasaki, causas, síntomas y posibles tratamientos

Posted on Actualizado enn

foto niño:

La enfermedad de Kawasaki es una vasculitis, es decir, una inflamación generalizada de las arterias del organismo. Aparece generalmente en niños menores de cinco años. Inicialmente se presenta como un cuadro febril que no responde a antibióticos. Su complicación más temida es la aparición de aneurismas coronarios, que se da hasta en el 20% de casos si no se administra el tratamiento adecuado.

Descripción

Aunque es una enfermedad rara (90 de cada 100.000 niños en Japón, que es la zona del mundo donde es más frecuente), es una de las principales causas de enfermedad cardiaca adquirida en niños en los países desarrollados.

La mayoría de los casos ocurren en bebés y menores de cinco años de edad. Rara vez se ve en niños mayores de 8 años.

Causas

Se desconoce la causa de la enfermedad de Kawasaki, pero se sospecha que puede haber un componente genético que condiciona una reacción inmunológica excesiva después de una infección por un agente que no se conoce, probablemente un virus.

Síntomas

La fiebre dura más de 5 días y se presenta con alguno de los siguientes síntomas: sarpullido, nódulos linfáticos inflamados, ojos enrojecidos y/o labios, garganta y lengua inflamados. El sarpullido suele presentarse en el torso del paciente y, a veces, se descaman las manos y los dedos. Puede haber además irritabilidad, dolores articulares, dolor abdominal, ictericia, etc.

En algunos casos puede asociarse a inflamación del músculo cardíaco (miopericarditis). Su complicación más característica es la aparición de dilatación (aneurismas) de las arterias del corazón (arterias coronarias).

Los aneurismas coronarios se clasifican en función de su tamaño y pueden desaparecer o persistir una vez resuelto el cuadro febril. Cuando mayor es su tamaño más raro es que desaparezcan. Con el tiempo también pueden aparecer estenosis (obstrucciones) de las arterias coronarias, que pueden a su vez complicarse y producir un infarto agudo de miocardio.

Diagnóstico

El diagnóstico se establece cuando hay fiebre de 5 o más días y una de las manifestaciones ya mencionadas: conjuntivitis bilateral, cambios de la mucosa de la boca o lengua, anomalías en los miembros como eritema en palmas, plantas, edema de las manos o piernas o descamación, ganglios cervicales o enrojecimiento cutáneo.

Las alteraciones en las arterias coronarias pueden detectarse mediante la realización de una ecocardiografía. Si los aneurismas persisten una vez resuelto el cuadro febril, puede ser necesaria la realización de electrocardiogramas, ecocardiogramas, ergometrías e incluso cateterismos cardíacos, de forma periódica, para evaluar la evolución de los aneurismas coronarios.

Tratamiento

El tratamiento inicial consistente en aspirina e inmunoglobulinas a dosis altas, ha disminuido la incidencia de aneurismas coronarios a un 5%.

Los pacientes que desarrollan aneurismas múltiples gigantes pueden requerir anticoagulación.

Pronóstico

La complicación que determina el pronóstico es el aneurisma arterial coronario. Aproximadamente 1-2% de los pacientes mueren de la enfermedad y sus complicaciones.