anticoagulados

Los médicos apoyan la presencia del Autocontrol del TAO para el paciente anticoagulado en los servicios sanitarios

Posted on Actualizado enn

Con motivo de la II Jornada fe Formación a Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares que ha organizó la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados (AMAC) el pasado día 13 en Aranjuez (Madrid), los profesionales sanitarios asistentes expusieron el beneficio que supondría que el método de autocontrol del paciente anticoagulado.

No sólo es beneficioso para el paciente, mejora su autonomía y su calidad de vida, también se reflejaría en la eficiencia del Sistema Nacional de Salud (SNS), disminuyendo la presión asistencial en los centros sanitarios.

Por esta razón, profesionales del sector asistente a la Jornada piden a sanidad que incluya en sus servicios el autocontrol para que los pacientes anticoagulados puedan aprovechar sus beneficios

Autocontrol del tratamiento con anticoagulantes orales desde tu Iphone o Android

Posted on Actualizado enn

Test de comprobación del INR con un Smartphone
© 2014 Alain Herzog

¿Te imaginas poder llevar el Autocontrol del tratamiento con anticoagulantes orales (TAO) desde tu móvil ?

Pues lee que esto ya no está tan lejos de hacerse realidad.

Resulta que la empresa Qloudlab ha desarrollado sistema que mediante un “Biofilm” de un solo uso, que colocamos en la pantalla de nuestro Iphone o Android y mediante tiras reactivas, como si de un coagulómetro se tratase, analiza y te muestra el estado de tu INR entre  otos datos, con lo que podriamos llevar a cabo el Autocontrol de nuestro INR y en consecuencia de nuestro tratamiento con anticoagulantes orales.

Esquema de como funciona el invento de http://qloudlab.com/
Tecnología del sistema

Los datos pueden se enviarían directamente a un médico a través de la aplicación correspondiente . Según Arthur Queval , fundador del proyecto:

Esta prueba va a mejorar significativamente la calidad de vida de las personas sometidas a este tipo de tratamiento.

Los tres científicos han establecido la meta de 2015 para demostrar que esta nueva herramienta es tan fiable como prometen y por lo tanto puede pasar a la fase de industrialización y comercialización. Seguiremos informando…

Interesante Vídeo: Charla sobre Anticoagulación con la Dra. Ana Isabel Heiniger

Vídeo Posted on Actualizado enn

Nos acaba de llegar el aviso desde Escuela de Pacientes, han organizado una charla online como la que queremos organizar y han contado con la visita del Ana Isabel Heiniger Mazo, directora de la Unidad de Gestión Clínica de Hematología y Hemoterapia del Hospital Regional Universitario Carlos Haya (Málaga). Muy interesante!!

video_anticoagulado

Soy paciente anticoagulado, ¿Qué deporte no debo practicar?

Posted on Actualizado enn

Deporte para pacientes anticoaguladosAhora que viene el buen tiempo, apetece más salir a hacer ejercicio físico y deporte, hoy os presentamos algunos consejos para pacientes anticoagulados que hay que tener en cuenta si hace deporte o ejercicio físico.

Por regla general se suele avisar a los pacientes anticoagulados que hacer deporte aeróbico (caminar rápido, correr con moderación) es bueno , siempre y cuando sea de baja intensidad y sin correr muy rápido, por lo tanto, cualquier tipo de ejercicio aeróbico que no induzca subidas de la frecuencia cardíaca por encima de 120-130 latidos por minuto y que además no produzcan fatiga excesiva al paciente, serían los más recomendables.

¿Cuales son los NO recomendables?

Los esfuerzos menos indicados para pacientes anticoagulados en general y en particular para los pacientes con con fibrilación auricular, son los isométricos, por ejemplo, si estamos quietos y levantamos repetidas veces un peso (hacer pesas por ejemplo), dicho esfuerzo implica la contracción de grupos musculares contra una resistencia elevada. Este tipo de ejercicio no es recomendable para pacientes anticoagulados.

Los ejercicios isométricos equivalen a la categoría anaeróbica y se diferencias de los que si están recomendados (los ejercicios aeróbicos), por la resistencia en lugar del consumo de oxígeno.

Así que toca pasear, correr con moderación y que nuestro corazón se refuerce sin cansarse 🙂

Dra. Anabel Heiniger: “Fuimos pioneros en España en el Autocontrol del TAO”

Posted on Actualizado enn

Anabel_Heiniger_Mazo

Hoy entrevistamos a la Dra. Anabel Heiniger, Directora de la Unidad de Gestión Clínica de Hematología del HRU Carlos Haya (Málaga).

¿Cuántos pacientes anticoagulados hay en la provincia de Málaga?
Desconozco la cifra exacta pero seguro que mas de 10.000 pacientes anticoagulados.

¿Y cuántos aproximadamente es están en Autocontrol en el HRU Carlos Haya?
Actualmente son más de 200 pacientes en Autocontrol de unos 3.000 pacientes que tenemos.

En el HRU Carlos Haya  fue pionera en  incluir pacientes antiacoagulados en Autocontrol en el año 1997 (12 pacientes durante 6 meses). ¿Cómo fue esta primera experiencia?

Fuimos los primeros de España, antes incluso que Hospitales de la talla de Sant Pau (Barcelona), las edades de los pacientes fueron inicialmente de personas mayores, tras las primeras experiencia, se inicio un grupo de trabajo de varios hospitales de la provincia. Paralelamente, en el Hospital de Sant Pau (Barcelona) se llevó a cabo un estudio con 600 pacientes, los resultados fueron los esperados y poco a poco hemos ido subiendo.

En la actualidad hemos conseguido que de las tiras reactivas se haga cargo el centro, pero lógicamente de los coagulómetros no, aunque en Málaga, mediante APAM y el Hospital, se pueden conseguir coagulómetros con un descuento económico por acuerdos de la Asociación con la Farmacéutica Roche, no obstante, estos pacientes han hecho su curso previo y el resto de proceso de formación, antes de entrar en el programa de Autocontrol.

¿Cuáles son las ventajas y beneficios principales del Autocontrol del paciente en tratamiento anticoagulante oral (TAO)?

Los pacientes tienen una mejor calidad de vida, son más independientes, los controles dan mejores resultados, están más seguros y se implican más en el tratamiento y por supuesto se adaptan mejor al tipo de vida del paciente anticoagulado.

¿Cree que el Autocontrol llegará a ser una prestación sanitaria financiada para los pacientes anticoagulados con Sintrom®?

Creo que si, el tema de la crisis ha frenado mucho todo, y solo se financian las tiras reactivas, pero en un futuro, con los nuevos anticuagulantes habrá menos demanda, esto hará reducir el colectivo de pacientes tratados con antivitamina K, en consecuencia, hará mas asumible para la Administración el poder financiar todo el equipo, eso deseo que pase y creo que pasará.

¿Cree que los nuevos anticoagulantes orales podrán sustituir al Sintrom®?

Totalmente no, por el momento no dan buenos resultados en todas las patologías y aplicaciones, pero si en muchas y como he comentado antes esto hará reducir el colectivo de pacientes tratados con antivitamina K. Los nuevos anticoagulantes tienen muchas ventajas, como por ejemplo menos interacciones medicamentosas y reducen mas el control. El precio es lo que está frenando realmente, pero con el tiempo se supone que se equilibrarán los costes y por lo tanto habrá una parte importante del colectivo de pacientes que se  pasará a ellos y ya no serán tanto los que precisarán equipos.

Tabla de alimentos y contenido en Vitamina K para pacientes anticoagulados (Sintrom, Aldocumar)

Posted on Actualizado enn


¿Te has planteado mejorar tu calidad de vida gracias al Autocontrol de tu Tratamiento?

Alimento
Contenido bajo
(< 5 mcg/100 g)
Contenido medio
(5-40 mcg/100 g)
Contenido alto
(>40 mcg/100 g)
Consejos
Huevos
y lacteos
  • Yogur
  • Queso
  • Leche
  • Huevo
  • Mantequilla
El contenido de vitamina K en la leche es bajo, así que el tipo de leche puede ser elegido sin modificar el contenido
de vitamina K1 de la dieta.
Verduras
y hortalizas
  • Champiñones
  • Rábano
  • Cebolla
  • Maíz
  • Lentejas
  • Patatas
  • Calabaza
  • Garbanzos
  • Berenjenas
  • Calabacín
  • Judías blancas
  • Pimiento rojo
  • Pimiento verde
  • Tomate maduro
  • Lechuga iceberg
  • Zanahoria
  • Coliflor
  • Judías verdes
  • Alcachofas
  • Puerros
  • Apio
  • Guisantes
  • Pepino
  • Remolacha
  • Repollo
  • Espárrago
  • Lechuga romana
  • Brocoli
  • Endibia
  • Cebollino
  • Perejil
  • Nabo verde
  • Espinacas
  • Col rizada
  • Col lombarda
  • Coles de bruselas
Los vegetales verde oscuro (particularmente las hojas) son las fuentes más ricas de vitamina K.
Bebidas
  • Agua mineral
  • Zumos de frutas
  • Café
  • Bebidas carbónicas
  • Bebidas alcohólicas
  • Infusiones
Todas aportan poca vitamina K.
Cereales
y pastas
  • Arroz
  • Espagueti
  • Macarrones
  • Pan
  • Bollería industrial
  • Galletas
  • Pasteles
La bollería industrial contiene vitamina K procedente del aceite con el que están elaborados.
Condimentos
  • Ajo
  • Sal
  • Vinagre
  • Mostaza
  • Especies: chile, pimentón,
  • Azúcar
  • Miel
  • Orégano
Son fuentes ricas de vitamina K pero no contribuyen al total ingerido diario porque son consumidas en pequeñas
cantidades.
Aceites
  • Aceite de maíz
  • Aceite de cacahuete
  • Aceite de girasol
  • Aceite de soja
  • Aceite de sésamo
  • Aceite de colza
  • Aceite de oliva*
  • Margarina
*Aunque el aceite de oliva contiene vitamina K, es el más recomendado para su salud. En las dosis habituales contribuye sólo moderadamente al contenido total de Vitamina K de la dieta.
Frutos secos
  • Pasas
  • Albaricoques secos
  • Castañas
  • Cacahuetes
  • Almendras
  • Nueces
  • Anacardo
  • Higos
  • Avellanas
  • Pistachos
  • Ciruelas pasas
  • Piñones
Los frutos secos no son importantes
fuentes de vitamina K excepto
algunas frutas secas, los piñones,
pistachos y anacardos.
Carnes y
pescados
  • Jamón
  • Carne de ternera
  • Carne de pollo
  • Carne de cerdo
  • Moluscos
  • Crustáceos
  • Pescado
  • Carnes magras.
  • Atún en aceite
La elaboración culinaria con aceites incrementa el contenido total de la dieta. Algunos alimentos cárnicos muy
grasos, procedentes de animales alimentados intensivamente, pueden contener formas de vitamina K que pueden impedir la acción de los anticoagulantes.
Frutas
  • Pera
  • Melón
  • Mango
  • Fresas
  • Papaya
  • Sandía
  • Melocotón
  • Pomelo
  • Manzana cruda (con piel)
  • Nectarina
  • Cerezas
  • Piña cruda
  • Albaricoque
  • Plátano
  • Naranja
  • Uva
  • Ciruela
  • Kiwi
  • Pasas
  • Higos
  • Ciruelas pasas
La mayoría de las frutas no son fuentes importantes de vitamina K (aportan < 5 mcg/100 gramos), excepto, las frutas secas y los kiwis que contienen alto contenido.

Tabla de alimentos y contenido en Vitamina K elaborada por: Gabriel Olveira Fuster y Rosario Vallejo Lima (Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital Universitario Carlos Haya, Málaga).

Consejos nutricionales sobre la Vitamina K para pacientes anticoagulados (Sintrom y Alducomar)

Posted on Actualizado enn

Hoy os presentamos el informe elaborado por: Gabriel Olveira Fuster y Rosario Vallejo Lima (Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital Universitario Carlos Haya, Málaga ). Esperamos que sea de gran ayuda en la decisión de ingesta de alimentos y os ayude a cuidar vuestra salud día a día. El informe también incluye una tabla de alimentos, que indica el grado de Vitamina K y consejos (ver mas a bajo).

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES PARA PACIENTES CON ANTICOAGULANTES ORALES (SINTROM, ALDOCUMAR).

Los anticoagulantes orales son medicamentos que hacen que la sangre tarde más tiempo en coagular, con el fin de evitar la trombosis y/o embolia. El contenido en Vitamina K de su dieta puede interferir en la eficacia del tratamiento, favoreciendo tanto un exceso como un defecto. Es conveniente que siga las recomendaciones dietéticas que le adjuntamos a continuación, que le ayudarán a alcanzar el nivel de anticoagulación deseado.

La mayor parte de la Vitamina K procede de los alimentos de origen vegetal, especialmente hortalizas de color amarillo oscuro o verduras de hoja verde como las
espinacas, el brócoli, el repollo, la lechuga romana, las endibias, la col rizada, la remolacha, los espárragos y algunas clases de soja fermentada. Estos alimentos no están prohibidos pero deben ser controlados en la dieta. Se recomienda tomar dos raciones de verduras y hortalizas diarias (preferentemente una de ellas crudas).

Evite realizar modificaciones drásticas en su dieta habitual como dietas de adelgazamiento con pocos vegetales o aumentar bruscamente la ingesta diaria de alimentos con alto contenido en Vitamina K (Ej. tomar brócoli diariamente en temporada). Si tiene problemas digestivos persistentes (diarrea, vómitos) que le impidan comer normalmente deberá alertar a su médico y realizar controles de anticoagulación frecuentes.

Los alimentos de origen animal no suelen contener cantidades apreciables de Vitamina K (salvo el hígado) y pueden ser tomados sin preocupación. Algunos alimentos muy grasos pueden contener formas de Vitamina K y no son buenos para su salud cardiovascular (aumentan el colesterol malo); por ello, disminuya el consumo de grasas animales (como mantequilla, tocino, bollería industrial, carnes grasas, embutidos, quesos, bacon, nata) y elija más pescado que carne.

Use preferentemente aceite de oliva virgen tanto para cocinar como para condimentar. Es el aceite más saludable del mundo. Si se toma de cuatro a seis cucharadas al día se aportará la cantidad de Vitamina K que usted necesita. Otros aceites como la soja o la colza aportan cantidades similares o algo menores por cucharada. El aceite de maíz o girasol aportan muy poca Vitamina K pero son mucho menos saludables.

Evite el consumo de alimentos elaborados con aceites vegetales hidrogenados (los contienen las margarinas y muchos productos de bollería industrial, galletas, alimentos de comida rápida, “comida basura” y pre-cocinados) Además de subir el colesterol, contienen una forma de Vitamina K que puede dificultar el control de la anticoagulación. Fíjese en el etiquetado del alimento.

Tome al menos tres piezas de fruta al día (prácticamente de cualquier tipo salvo algunas, como el kiwi) y unos 30 g. de frutos secos una o dos veces por semana (nueces, almendras crudos). Para completar una dieta saludable incorpore diariamente a su dieta alimentos del grupo de cereales y derivados (pan, arroz, pasta, preferentemente integral) y patatas o similares. Tome legumbres dos a tres veces en semana. Estos alimentos no contienen cantidades importantes de Vitamina K.

Se recomienda tomar al menos dos raciones de alimentos lácteos diarios (preferentemente desnatados o semi, para evitar que suba el colesterol). Si tiene costumbre puede tomar cantidades moderadas de vino o cerveza con las comidas (un vaso al día las mujeres y hasta dos los hombres). Un consumo elevado de alcohol puede aumentar el efecto de los anticoagulantes y tener otros efectos negativos para la salud. Debe tener en cuenta que los antibióticos pueden afectar las pruebas de coagulación. Consulte a su médico por que puede ser conveniente realizar ajustes más frecuentes.

Tenga en cuenta que una fuente muy importante de Vitamina K es la toma de suplementos de vitaminas, de “productos naturales” o de herboristería. No olvide comentarle a su médico todo lo que toma. En algunos casos puede ser la causa de que no se alcance un control adecuado.

Tome la medicación anticoagulante todos los días a la misma hora, preferentemente media hora antes de la ingesta de alimentos. No deben tomarse con antiácidos (Almax® o similares).

Tabla de alimentos y contenido en Vitamina K
Alimento
Contenido bajo
(< 5 mcg/100 g)
Contenido medio
(5-40 mcg/100 g)
Contenido alto
(>40 mcg/100 g)
Consejos
Huevos
y lacteos
  • Yogur
  • Queso
  • Leche
  • Huevo
  • Mantequilla
El contenido de vitamina K en la leche es bajo, así que el tipo de leche puede ser elegido sin modificar el contenido
de vitamina K1 de la dieta.
Verduras
y hortalizas
  • Champiñones
  • Rábano
  • Cebolla
  • Maíz
  • Lentejas
  • Patatas
  • Calabaza
  • Garbanzos
  • Berenjenas
  • Calabacín
  • Judías blancas
  • Pimiento rojo
  • Pimiento verde
  • Tomate maduro
  • Lechuga iceberg
  • Zanahoria
  • Coliflor
  • Judías verdes
  • Alcachofas
  • Puerros
  • Apio
  • Guisantes
  • Pepino
  • Remolacha
  • Repollo
  • Espárrago
  • Lechuga romana
  • Brocoli
  • Endibia
  • Cebollino
  • Perejil
  • Nabo verde
  • Espinacas
  • Col rizada
  • Col lombarda
  • Coles de bruselas
Los vegetales verde oscuro (particularmente las hojas) son las fuentes más ricas de vitamina K.
Bebidas
  • Agua mineral
  • Zumos de frutas
  • Café
  • Bebidas carbónicas
  • Bebidas alcohólicas
  • Infusiones
Todas aportan poca vitamina K.
Cereales
y pastas
  • Arroz
  • Espagueti
  • Macarrones
  • Pan
  • Bollería industrial
  • Galletas
  • Pasteles
La bollería industrial contiene vitamina K procedente del aceite con el que están elaborados.
Condimentos
  • Ajo
  • Sal
  • Vinagre
  • Mostaza
  • Especies: chile, pimentón,
  • Azúcar
  • Miel
  • Orégano
Son fuentes ricas de vitamina K pero no contribuyen al total ingerido diario porque son consumidas en pequeñas
cantidades.
Aceites
  • Aceite de maíz
  • Aceite de cacahuete
  • Aceite de girasol
  • Aceite de soja
  • Aceite de sésamo
  • Aceite de colza
  • Aceite de oliva*
  • Margarina
*Aunque el aceite de oliva contiene vitamina K, es el más recomendado para su salud. En las dosis habituales contribuye sólo moderadamente al contenido total de Vitamina K de la dieta.
Frutos secos
  • Pasas
  • Albaricoques secos
  • Castañas
  • Cacahuetes
  • Almendras
  • Nueces
  • Anacardo
  • Higos
  • Avellanas
  • Pistachos
  • Ciruelas pasas
  • Piñones
Los frutos secos no son importantes
fuentes de vitamina K excepto
algunas frutas secas, los piñones,
pistachos y anacardos.
Carnes y
pescados
  • Jamón
  • Carne de ternera
  • Carne de pollo
  • Carne de cerdo
  • Moluscos
  • Crustáceos
  • Pescado
  • Carnes magras.
  • Atún en aceite
La elaboración culinaria con aceites incrementa el contenido total de la dieta. Algunos alimentos cárnicos muy
grasos, procedentes de animales alimentados intensivamente, pueden contener formas de vitamina K que pueden impedir la acción de los anticoagulantes.
Frutas
  • Pera
  • Melón
  • Mango
  • Fresas
  • Papaya
  • Sandía
  • Melocotón
  • Pomelo
  • Manzana cruda (con piel)
  • Nectarina
  • Cerezas
  • Piña cruda
  • Albaricoque
  • Plátano
  • Naranja
  • Uva
  • Ciruela
  • Kiwi
  • Pasas
  • Higos
  • Ciruelas pasas
La mayoría de las frutas no son fuentes importantes de vitamina K (aportan < 5 mcg/100 gramos), excepto, las frutas secas y los kiwis que contienen alto contenido.

Tabla de alimentos y contenido en Vitamina K elaborada por: Gabriel Olveira Fuster y Rosario Vallejo Lima (Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital Universitario Carlos Haya, Málaga).