alimen

Soy paciente anticoagulada y estoy embarazada

Posted on

embarazo_anticoagulado.jpg

A las pacientes anticoaguladas, durante el tratamiento con Anticoagulantes Orales (TAO), se les desaconseja quedarse embarazada, por los múltiples riesgos que conlleva la gestación, tanto para la madre como para el feto, pero si en cualquier caso te has quedado embarazada, tendrás muchas dudas al respecto. Siempre se ha de notificar al médico tu situación, ya que durante el embarazo, en el parto y en el posparto tendrás cambios fisiológicos que requieren una nueva re-adaptación de tu sistema cardiovascular.

Cada vez hay más mujeres gestantes con enfermedades coronarias, debido a la edad de gestación de la mujer actual. Según estudios realizados la edad recomendada estaría entre los 20 y 35 años, y a partir de esta edad el riesgo es mayor, pero los tiempos cambian y cada vez las mujeres deciden ser madres con edades más avanzadas.
En este post hablaremos de los cambios fisiológicos que conlleva quedarse embarazada, al ser una paciente antiocagulada.

Las principales variaciones fisiológicas son:

  • Incremento del volumen plasmático: es un proceso adaptativo, inducido por la demanda metabólica del feto, empezando en la sexta semana de gestación, alcanza su máximo entre las semanas 20 y 24 y manteniéndose hasta el parto. A medida que este volumen plasmático aumenta, se produce un aumento paralelo del gasto cardiaco (GC). Debido a esta situación hiperdinámica, prácticamente todas las mujeres presentan un soplo suave y meso sistólico en la auscultación durante el embarazo.
  • La frecuencia cardiaca y el gasto cardiaco: Este incremento del gasto cardiaco (GC) no es constante, ya que existe una fluctuación por la posición materna.
  • El descenso de las resistencias periféricas, constituye un factor fundamental de los cambios fisiológicos durante la gestación.

gestacion-volumen-latido

En el parto se producen muchos cambios y muy importantes a causa del dolor, la ansiedad y las contracciones, que implican un incremento tanto en la frecuencia cardiaca como en el volumen intravascular y, por tanto, el gasto cardiaco aumenta en cada contracción. Este aumento es mayor cuanto más avanzado es el parto.
A pesar de la hemorragia externa, el gasto cardiaco aumenta en el posparto inmediato de un 60% a un 80%. Por ello, el posparto es especialmente importante por el riesgo que tienen las gestantes con cardiopatías, y gran parte de las complicaciones se producen en este período.

En el siguiente post os informaremos sobre los riesgos que tiene el feto, en el caso de ser paciente anticoagulada.

Fuente:

Revista Española de Cardiología , Infogen