Continúa el programa de autocontrol de anticoagulados en Aragón

Posted on Actualizado enn

El Departamento de Sanidad ha dado marcha atrás y continuará con el proyecto de autocontrol domiciliario para pacientes anticoagulados (aquellos que toman sintrom). Esta iniciativa se puso en marcha en el año 2009 y, a través de ella, 800 pacientes pueden hacerse mediciones semanales en sus casas a través de un aparato propio y las
tiras reactívas que se les facilita en el centro de salud.

la Asociación de Anticoagulados de Aragón (Asanar) había denunciado la paralización de este programa. Incluso, Sanidad había enviado una circular interna a los centros de salud pará que dejaran de dar las tiras reactivas a los enfermos necesarias para la medición, según informó hace unos días este periódico.

Ahora, Sanidad ha decidido continuar con este proyecto, se facilitará una tira reactiva a la semana y, de forma periódica, se acudirá a los centros de salud para analizar los datos y comprobar cómo se encuentra el enfermo. Mantener este programa piloto supone un coste estimado para el Departamento de unos 82.000 euros, al conseguir renegociar el coste de las tiras.

El presidente de Asanar, Antonìo Aísa, mostró su satisfacción por la decisión que ha tomado ahora el Departamento de Sanidad. «Es una noticia fantástica que venimos persiguiendo desde hace tiempo. La paralización del programa fue nefasta», manifestó Aisa, que confió en que en breve plazo reciba Comunicación ofîcial por parte de la consejería. Asimismo, Aísa hizo hincapié en la importancia de que los pacientes pertenezcan a una asociación que defienda los intereses y luche por los enfermos.

Hoy está previsto que el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, responda en el pleno de las Cortes a una pregunta de Chunta Aragonesista (CHA) sobre la continuidad de este  proyecto.

Vía Heraldo de Aragón

Paciente promueve una asociación para ayudar a enfermos anticoagulados

Posted on Actualizado enn

El pasado 5 de febrero el Club Natación Metropole acogió unas jornadas informativas para el paciente anticoagulado; con el fin de “promover la creación” de la Asociación Canaria de Pacientes Anticoagulados, “que represente y proteja los derechos y necesidades” de las personas con estas enfermedades hematológicas, que producen un exceso de coagulación en la sangre, indicó su impulsora Pilar Arahuetes.

paciente-promueve
Arahuetes, paciente anticoagulada y enfermera, subrayó “la importancia que tiene una asociación de pacientes, para informar sobre las distintas enfermedades, para dar apoyo a las familias, servir de puente con las administraciones, y trasladar de un modo más cercano las problemáticas que hay con estas enfermedades”.

La profesional sanitaria puso el acento en la necesidad de informar sobre “los numerosos efectos secundarios de los medicamentos según el tratamiento”, y de promover un análisis más profundo de “las necesidades de los pacientes según la isla”, ya que “la disponibilidad de tratamientos es distinta y la incidencia es mayor en aquellas con la población más envejecida”.

Los datos estiman que son atendidos “más de 23.000 pacientes anticoagulados en la sanidad pública canaria”, apuntó Arahuetes, un número “igual de elevado que en otras comunidades, porque hay muchas patologías que requieren estos tratamientos”.

Las patologías más frecuentes, según la promotora de la asociación son “las trombosis venosas y los problemas de fibrilación auricular”. El aumento de la esperanza de vida “ha provocado un aumento de los casos de pacientes que requieren anticoagulantes y es previsible que continúe así”. También subrayó que “este es el primer paso para hacer una convocatoria a profesionales sanitarios, a sociedades científicas y a paciente anticoagulados, para empezar a trabajar de forma conjunta”.

Iniciativa para que pacientes lleguen a autocontrolar su tratamiento con anticoagulantes orales.

Posted on

La Unidad de Gestión Clínica del Laboratorio del Hospital la Merced de Osuna, ha puesto en marcha una iniciativa para que pacientes seleccionados, bajo la supervisión directa de hematólogos y del enfermero de la consulta de Hematología, lleguen a autocontrolar su tratamiento con anticoagulantes orales.

El autocontrol es una modalidad adecuada que debería ampliarse de forma similar a lo acontecido en la población diabética ya que dicha población, presenta mayores indicaciones de tratamiento con anticoagulación.

Se han realizado diferentes acciones para obtener unos resultados adecuados:

  • 1º- Se realizó la selección de los candidatos buscando el perfil de una población con elevado riesgo trombótico y con capacidad de comprensión, responsabilidad y colaboración con Hematología.
  • 2º- Estos pacientes realizaron un curso práctico con la enfermera de la consulta recibiendo formación acerca de los mecanismos de la coagulación, la acción de los anticoagulantes, el significado del INR, etc.
  • 3º- Compromiso por escrito del paciente sobre el cuidado del material. A éste se le entrega del “Diario del Paciente Anticoagulado” donde se anota los valores de INR semanalmente y los ajustes que se han realizado en caso de desviación.
  • 4º- El paciente cuenta con un teléfono de contacto directo a la consulta de hematología, para aclarar las dudas que pueda tener sobre el ajuste de dosis.
  • 5º- Se cita al paciente en la consulta y se revisa de forma conjunta el diario corrigiendo, los errores que haya podido cometer y reforzando la implicación de ambas partes.

El nivel de implicación y satisfacción de los pacientes que han realizado esta formación de autocontrol está siendo excelente, manteniéndose los INR en rango terapéutico en más del 80% de las determinaciones y cuentan con un apoyo por parte de la consulta de anticoagulación, que los pacientes consideran óptimo.

Las farmacias de Zaragoza distribuyen la primera tarjeta identificativa para pacientes anticoagulados

Posted on

img1041172s

Se trata de una iniciativa para ayudar a las más de 25.000 personas anticoaguladas que residen en Aragón ante una emergencia médica o una intervención quirúrgica. La Asociación de Anticoagulados de Aragón (Asanar) y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza han unido esfuerzos para repartir, a través de las farmacias, más de 2.500 tarjetas identificativas bajo el lema “Estoy anticoagulado” en los tres idiomas más hablados a nivel mundial: español, inglés y chino.

Esta tarjeta, la primera en España, ha sido creada con carácter nacional por la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (Feasan), a la que pertenece la asociación aragonesa.

El presidente de ASANAR, Antonio Aísa, ha explicado que “hay situaciones en las que no podemos verbalizar nuestra situación de paciente anticoagulado porque estamos en otro país y no conocemos el idioma o porque hemos sufrido un traumatismo con pérdida del conocimiento”.

Para los profesionales sanitarios, es primordial que tanto las personas en terapia anticoagulante como sus familiares informen de la situación ante posibles situaciones de urgencia.

Sanidad retira un lote de ‘Sintrom’ (Novartis) tras detectar un “objeto extraño” en un comprimido

Posted on

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ha ordenado la retirada del mercado de todas las unidades distribuidas y su devolución al laboratorio, de un lote del anticoagulante ‘Sintrom’, comercializado por Novartis, tras haberse detectado la presencia de un “objeto extraño” en un comprimido.

sintrom204

Novartis ha reconocido que se trata de un “hecho aislado”, ya que este fármaco lleva más de 30 años comercializándose. En España se distribuyen cerca de 500.000 envases al mes, casi 5 millones de envases y 100 millones de comprimidos anuales, sin haberse detectado nunca una incidencia similar.

Se evitarían muchos casos de ictus con una correcta anticoagulación

Posted on Actualizado enn

“La mejora de la calidad del tratamiento anticoagulante ha favorecido especialmente a los pacientes ancianos, extendiéndose su uso”, ha señalado la doctora María Isabel Egocheaga, médico de familia del Centro de Salud “Isla de Oza” de Madrid, durante la 1ª Jornada de Formación a Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares, organizada por la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares (AMAC) con motivo del Día Mundial del Corazón.

imagen.phpPrecisamente, una de las enfermedades crónicas que suele requerir tratamiento anticoagulante es la fibrilación auricular, que es la arritmia cardiaca más común. De hecho, el 2% de la población europea padece esta patología (7 millones de personas). Asimismo, según datos del estudio Ofrece, el primer análisis nacional sobre su prevalencia, el 4% de los españoles mayores de 40 años están afectados.

Reconocimiento de los síntomas de un ictus

El doctor Jaime Masjuan, ha explicado la relación entre corazón y cerebro, comentó que los ictus constituyen la principal consecuencia negativa del mal control de la anticoagulación destacando además que “el reconocimiento de los síntomas del ictus por parte de la población y personal sanitario asociado a la idea de rápido traslado al hospital más cercano con unidad de ictus es el primer eslabón de la cadena asistencial”. Según este experto, “el mejor tratamiento para el paciente que ha sufrido un ictus es la atención especializada neurológica en una unidad de ictus”, añade. A este respecto, “el número de estas unidades en España, así como el de centros para tratamiento endovascular, sigue siendo insuficiente”.

Más info

Ocho centros formarán a pacientes en anticoagulantes para que sean más autónomos

Posted on Actualizado enn


Los pacientes que se autocontrolan reducen sus visitas a los servicios sanitarios un 60%

Cuatro hospitales y cuatro centros de atención primaria del Instituto Catalán de la Salud (ICS) han comenzado una prueba piloto, para formar pacientes que toman tratamiento anticoagulante oral (TAO) para poder tener a su alcance las herramientas necesarias y manejar su medicación de forma autónoma.

A cada uno de ellos, se le dará un coagulómetro para hacerse el control periódicamente desde casa, lo que le ahorrará tiempo,  desplazamientos y consultas en el hospital y el centro de atención primaria de referencia.