Jornada en Madrid, foco en la mujer en una jornada multidisciplinar sobre anticoagulación

Posted on Actualizado enn

foto del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

El Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz ha organizado en colaboración con la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares (AMAC) la I Jornada multidisciplinar sobre “La anticoagulación en la mujer”.

Pilar Llamas, Jefa de Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital FJD dice: “se ha querido impulsar esta iniciativa para acompañar y formar a las pacientes en tratamiento anticoagulante, dándoles directrices claras en cuanto a su tratamiento y seguimiento, haciendo un recorrido en todas las etapas de la mujer poniendo atención en cada etapa, y en las peculiaridades que hay en relación a los cambios hormonales y la anticoagulación”.

La enfermedad cardiovascular y toda arteriosclerosis de base aparece por la suma de muchos factores, unos sobre los que no podemos actuar como la edad o antecedentes familiares, y otros que conocemos o que deberíamos conocer como el colesterol, diabetes y sedentarismo.

Durante esta jornada también se abordó el tema de la anticoncepción en la mujer, en la que el Dr. Plaza del Servicio de Ginecología y Obstetricia de la FJD, hizo énfasis en que lo más importante es la personalización del tratamiento explicando que ”no va a ser lo mismo una mujer de 20 años que padece alguna cardiopatía y por ende está anticoagulada, que una mujer con 50 años que ha sufrido un ictus” explicó. Plaza explicó que entre las mejores opciones anticonceptivas para estas pacientes se encuentran los métodos de barrera, el diu de levonorgestrel, los progestágenos orales y luego en mujeres o parejas que no desean tener hijos, la recomendación más segura es la ligadura de trompas o la vasectomía.

La Hematóloga de la FJD, Sara Martín Herrero, estuvo a cargo de exponer el riesgo trombótico que tienen las mujeres durante la gestación, la especialista recordó que es la principal causa de mortalidad materna, por lo que se debe estratificar durante toda la gestación a estas pacientes, teniendo muy en cuenta esta patología, ya que según sus palabras “es fácil de evitar, el riesgo de enfermedad tromboembólica venosa en una mujer embarazada es de 5 a 6 veces superior al de una mujer no embarazada” explicó. Por otro lado, una de las recomendaciones de anticoagulación durante la menopausia o climaterio es realizar trombo-profilaxis en mujeres que toman tratamiento hormonal sustitutivo y presentan un riesgo de enfermedad tromboembólica transitoria como la cirugía, inmovilización, o la hospitalización por alguna infección aguda.

Además, ha destacado como los otros especialistas reunidos en esta jornada, en la necesidad de poner el foco en la prevención y en corregir los factores de riesgo modificables. Ana Isabel Hormigos del Servicio de Geriatría de la FJD “La edad biológica no es igual que la edad cronológica” y continúa en la línea de individualizar los tratamientos según el perfil de cada paciente, detallando que en esta especialidad utilizan “la valoración geriátrica integral para intentar abarcar no sólo la parte médica sino la otras realidades presentes en el paciente mayor”

Anticuerpos monoclonales, terapia génica y células madre, en el futuro del abordaje de la ECV

Posted on Actualizado enn

anticuerpo_monoclonal

La enfermedad cardiovascular es un término amplio que se utiliza para hacer referencia a las distintas dolencias y problemas relacionados con el corazón y los vasos sanguíneos. Estos problemas, a menudo, se deben a la hipertensión arterial y a la aterosclerosis y constituyen la primera causa de muerte en España. En 2016 suponían el 29,2 por ciento del total de fallecimientos, aunque es un porcentaje que se reduce ligeramente año tras año (eran el 32 por ciento en 2002).

Este miércoles se celebra el Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular con el fin de concienciar a la población de la importancia de los estilos de vida en la prevención y control de estas enfermedades. De hecho, su abordaje sanitario se sustenta en tres pilares fundamentales: las mencionadas medidas preventivas, los tratamientos médico-quirúrgicos y los medicamentos. En este último campo, hay dos grandes grupos de fármacos: los anticoagulantes y los antiagregantes plaquetarios. La investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos farmacológicos pasan, principalmente, por la utilización de anticuerpos monoclonales e inhibidores enzimáticos, la incorporación de terapias génicas y el uso de células madre.

Esta información sobre la enfermedad y su tratamiento, junto con el enfoque de la investigación para el hallazgo de nuevas alternativas terapéuticas, se recogen en El valor del medicamento en la enfermedad cardiovascular, la nueva publicación divulgativa con formato parallax scrolling publicada por Farmaindustria en su página web, dentro de la serie El valor del medicamento, que también incluye El valor de las vacunasEl valor del medicamento en cáncer y El valor del medicamento en diabetes.

Entre las principales enfermedades y accidentes cardiovasculares se encuentran el infarto de miocardio, la angina de pecho (estable o inestable), la muerte súbita, las insuficiencias cardíacas, las miocardiopatías, las valvulopatías, la endocarditis infecciosa, las arritmias y otras menos prevalentes como las cardiopatías congénitas, la amiloidosis o laenfermedad de Kawasaki.

Menos mortalidad

Los medicamentos han logrado grandes avances en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares en las últimas décadas. Es el caso de la insuficiencia cardíaca, por ejemplo. En 1987, el uso de las terapias con IECA redujo la mortalidad de los pacientes frente a placebo en un 17 por ciento. Ahora, gracias al uso y combinación de tratamientos innovadores, la reducción de mortalidad frente a placebo es del 63 por ciento. Es decir, mientras hace tres décadas apenas sobrevivían dos de cada diez pacientes, en la actualidad lo hacen seis de cada diez.

El valor de los fármacos innovadores se refleja principalmente en resultados en salud, pero no solo. Distintos estudios científicos señalan también grandes impactos en ahorro y eficiencia en los costes sanitarios directos de gestión de la enfermedad. Así, la publicación de Lichtenberg en 2009 Have newer cardiovascular drugs reduced hospitalization? concluye que los nuevos medicamentos cardiovasculares reducen en países de la OCDE el gasto sanitario per cápita en un 23 por ciento. Según este artículo, son medicamentos más caros que los preexistentes (34 por ciento más per cápita) pero reducen el gasto por ingresos hospitalarios un 41 por ciento, por lo que su uso refleja un saldo netamente positivo.

Los factores de riesgo que se asocian a una mayor probabilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular son la hipercolesterolemia, la hipertensión, la diabetes, el tabaquismo, el sedentarismo, una dieta inadecuada, la obesidad, el estrés y la ansiedad, el consumo de drogas, los antecedentes familiares y el uso de anticonceptivos orales. La Fundación Española del Corazón ofrece una serie de recomendaciones para reducir el riesgo de padecer estas dolencias o mejorar la calidad de vida si ya se ha sufrido una. Entre ellas destaca la conveniencia de mantener una alimentación cardiosaludable (frutas, verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva, carnes magras, etc.) combinada con la práctica sostenida de ejercicio físico (al menos media hora diaria). Además, no fumar, controlar el peso y los niveles de colesterol y glucosa, vigilar la grasa acumulada en el abdomen y la tensión arterial, y controlar el estrés y la ansiedad.

Cuando las medidas preventivas no son suficientes y el paciente ya sufre una enfermedad cardiovascular, la medicina ofrece tratamientos médico-quirúrgicos y farmacológicos para intentar corregir el daño causado al enfermo por la dolencia sufrida. Entre los primeros destacan el uso de desfibrilador; la implantación de marcapasos, stents coronarios, prótesis valvulares o balones intraaórticos; la realización de trasplantes; la cirugía de revascularización, o la ablación por radiofrecuencia.

Anticoagulantes y antiagregantes

En el ámbito de los tratamientos farmacológicos, una mayoría de ellos actúa sobre el proceso de coagulación, tal y como se refleja en el documento elaborado por Farmaindustria. Como consecuencia de determinadas patologías o situaciones de riesgo, se pueden producir coágulos en el interior de las arterias, en las venas o en las cavidades cardiacas que, en el caso de que lleguen a dificultar u obstruir la circulación sanguínea en el órgano interesado, ocasionan su lesión. En estos casos, el uso de fármacos anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios es fundamental para evitarlo.

Los anticoagulantes impiden la coagulación de la sangre y, en el caso de que ya se hayan formado, frenan su crecimiento o favorecen su disolución. En este grupo destacan las heparinas, las cumarinas (inhibidores de la vitamina K) y los anticoagulantes directos o nuevos anticoagulantes orales. Los antiagregantes plaquetarios actúan sobre las plaquetas impidiendo que se inicien los procesos que llevan a la formación de un trombo. Los principales son el ácido acetilsalicílico, las tienopiridinas o los inhibidores de la glicoproteína.

Además, otros fármacos utilizados para combatir algunos factores de riesgo cardiovascular son las estatinas (reducen los niveles de lípidos en sangre), los betabloqueantes (reducen la frecuencia cardiaca y la presión arterial), los inhibidores del sistema renina-angiotensina (regulan la tensión arterial) y los anticuerpos inhibidores de la PSCK9 (con efecto hipolipemiante).

Fuente: http://www.gacetamedica.com/portada/anticuerpos-monoclonales-terapia-genica-y-celulas-madre-en-el-futuro-del-abordaje-de-la-ecv-KG1459509

 

Ácidos grasos Omega-3 y mejora en la enfermedad coronaria: pues va a ser que no

Posted on Actualizado enn

Acaba de publicarse en JAMA Cardiol un metanálisis que demuestra que los ácidos grasos omega-3 no tenían ninguna relación significativa con la enfermedad coronaria fatal o no fatal o con cualquier evento vascular relevante. No proporciona apoyo para las recomendaciones actuales para el uso de tales suplementos en personas con antecedentes de enfermedad cardiaca coronaria.

Esa falta de asociación con una mejora para cualquier evento cardiovascular era extensible a cualquier subgrupo: cardiopatía coronaria previa, diabetes, niveles de lípidos superiores a un determinado nivel de corte o uso precio de estatinas.

Como se recogen las conclusiones del artículo:

La Sociedad Europea de Cardiología 2016 y las directrices de la Sociedad Europea de Cardiología y la Sociedad Europea de Aterosclerosis para  la prevención de las enfermedades cardiovasculares indicaron que es discutib le si las AG omega-3 pueden ejercer un efecto protector,  y las directrices de 2016 sobre el tratamiento de la dislipidemia indicaron que se necesitan más pruebas sobre la eficacia de los suplementos de AG omega-3 para la prevención de los resultados clínicos para justificar su prescripción. En contraste, el American Heart Asociación recomendó que el uso de AG omega-3 para la prevención de la cardiopatía coronaria probablemente se justifique en individuos con CHD anterior y en aquellos con insuficiencia cardíaca y fracciones de eyección reducidas. Sin embargo, los resultados del metanálisis actual no proporcionan apoyo para las recomendaciones de usar aproximadamente 1 g/día de AG omega-3 en individuos con antecedentes de CHD para la prevención de CHD fatal, MI no fatal o cualquier otro evento vascular

En este link tenéis toda la información: https://bit.ly/2nyYojx

Fuente: https://rincondocentemfyc.com/2018/02/07/acidos-grasos-omega-3-y-mejora-en-la-enfermedad-coronaria-pues-va-a-ser-que-no/

 

No está comprobado que los productos light ayuden a adelgazar

Posted on Actualizado enn

slimming-2728331_640.jpg

Las expectativas de pérdida de peso asociadas a estos productos no han sido confirmadas

Los alimentos y productos light representan una oferta de la industria alimentaria que trata de dar respuesta a las expectativas de una población que ha ido ganado peso en las últimas décadas. Se considera que un producto alimenticio es light o ligero si alguno de sus nutrientes ha sido reducido como mínimo en un 30% respecto al producto original; esta reducción debe declararse en el etiquetado.

El reclamo de la etiqueta light, basado en la reducción de calorías de los productos, contiene la promesa de una inestimable ayuda para adelgazar. Lo que en su día fue una incipiente moda de lo light se ha consolidado como un hábito de consumo de productos ligeros. Sin embargo, las expectativas de pérdida de peso asociadas a estos productos no han sido confirmadas.

Mensaje incierto

“El consumo de alimentos y productos light reduce el peso”

Evaluación

El mensaje evaluado se considera incierto o dudoso porque no se sabe si los productos light o ligeros ayudan o no a que las personas que los consumen habitualmente realmente adelgacen, ya que no se han identificado estudios que analicen directamente este efecto.

La evaluación del mensaje se ha centrado en los estudios disponibles, que se limitan a analizar algunos alimentos o productos reducidos o libres de grasas, azúcares o calorías, dentro de los cuales es posible que se incluyan algunos alimentos o productos light.

En concreto, se han evaluado los efectos de dos tipos alimentos: los reducidos en grasas y los que contienen edulcorantes reducidos en calorías. En el primer caso, la evaluación muestra que es dudoso que los alimentos bajos en grasas ayuden a perder peso, mientras que en el segundo caso el consumo de alimentos con edulcorantes bajos en calorías podría ayudar a reducir ligeramente el peso.

Informe científico

Los estudios realizados para comprobar si el consumo de lácteos (leche, queso, yogur, mantequilla) ligeros en grasas muestran resultados discordantes. Una revisión de estos estudios (con metaanálisis de sus resultados, es decir, con su análisis conjunto) indica que el consumo de estos productos no se asocia con cambios en el peso. Solo el consumo de yogur light parece asociarse con un ligero efecto beneficioso. Con todo, hacen falta más estudios y de más calidad para evaluar mejor estos efectos.

Por otro lado, la revisión de los estudios disponibles (particularmente algunos ensayos clínicos) indica que la sustitución de alimentos de elevada densidad calórica por alimentos con edulcorantes bajos en calorías produce una ligera reducción en el peso corporal.

Confianza en los resultados de la investigación

La confianza los resultados que indican que el consumo de lácteos bajos en grasa no se asocia con cambios en el peso corporal es muy baja. Esto es debido a que los estudios son observacionales y, además, tienen otros problemas de calidad. Por ello, no se sabe realmente si el consumo de lácteos bajos en grasa reduce el peso o no.

Por otra parte, la confianza en los resultados que muestran que el consumo de alimentos con edulcorantes bajos en calorías produce una leve reducción en el peso corporal es baja. Esto es debido a que los resultados son heterogéneos y los estudios tienen problemas en su realización.

Algunos mensajes clave

A continuación, se resaltan algunos mensajes importantes reflejados en la evaluación:

  • No se han identificado estudios que analicen directamente el efecto que podría tener el consumo de alimentos o productos light en el peso.
  • Para prevenir la obesidad, la Organización Mundial de la Salud recomienda mantener una dieta saludable con una baja ingesta en grasas; sustituir las grasas saturadas por las insaturadas; aumentar el consumo de frutas, hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos, y reducir la ingesta de azúcar y sal. No obstante, no consideran o no se mencionan específicamente a los alimentos o productos light.
  • La guía de recomendaciones dietéticas de EE UU de 2015 aconseja un patrón de consumo saludable, que incluye entre otras estrategias: consumir productos libres o reducidos en grasas (1%), incluyendo leche, yogurt, queso, y bebidas de soja; consumir agua en vez de bebidas azucaradas, y elegir bebidas con bajo contenido en azúcares añadidos.

 

 

Fuente: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=92291

 

AGIAC organiza la Jornada en Donosti sobre el Ictus ¿Qué es y qué podemos hacer frente a él?

Posted on Actualizado enn

Captura de pantalla 2018-06-13 a les 12.26.43

El día 7 de junio la Asociación Gipuzkoana de Anticoagulados AGIAC, organizó una
jornada en Donosti, bajo el lema : El Ictus ¿Qué es y qué podemos hacer frente a él?
Durante el evento, se expusieron y compartieron conocimientos profesionales y pacientes.

El ICTUS es una enfermedad muy frecuente que se asocia al envejecimiento y que tiene
consecuencias devastadoras. El 80% de los casos se puede prevenir y en la actualidad
existen varios tratamientos que mejoran el pronóstico de los pacientes. ¿qué debemos
saber si a nosotros o a alguien de nuestro alrededor le ocurre un ictus?, ¿cómo
identificarlo y cómo actuar?, ¿cómo prevenir nuevos ictus?,… En definitiva, ¿qué
podemos hacer cada uno de nosotros frente al Ictus?

El “código ICTUS” es un sistema sencillo y fácil para que cualquier persona que se
encuentre a su lado con un posible ictus pueda aportar una actuación positiva y la
persona que lo sufra esté eternamente agradecida.

En resumen, ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros frente al Ictus?
Por este motivo entre otros colaboran el Servicio de Ictus del Hospital Universitario
Donosti, Donosti-Kuktura y AGIAC para conseguir una mayor divulgación y concienciación de la realidad de esta enfermedad y de las posibilidades de mejora logrando la colaboración del mayor número de personas.
Para más información, os invitamos a visitar la web de AGIAC: www. agiac.org

El Hospital La Luz implanta con éxito una nueva técnica para prevenir el ictus

Posted on Actualizado enn

el-hospital-la-luz-implanta-con-exito-un-cierre-percutaneo-de-orejuela-izquierda-para-prevenir-el-ictus_15_1000x564

El cierre percutáneo de la orejuela izquierda es una alternativa eficaz para la prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular que no pueden recibir anticoagulantes orales.

Según la Revista Española de Cardiología, la fibrilación auricular de origen no valvular (FANV) es la arritmia cardiaca más frecuente en la práctica clínica. Se caracteriza por latidos descoordinados y desorganizados, produciendo un ritmo cardiaco rápido e irregular. La causa más frecuente de fibrilación auricular es la presión arterial alta o hipertensión arterial. Su incidencia guarda estrecha relación con la edad, con una prevalencia cercana al 25% en pacientes mayores de 80 años.

Entre los múltiples procesos asociados a la FANV, el ictus de origen cardioembólico, que se produce como consecuencia de la obstrucción de una arteria cerebral por un trombo que proviene del corazón,  probablemente sea la complicación más grave, al tratarse de una patología con una elevada tasa de discapacidad y mortalidad. Otro de los problemas asociados a la fibrilación auricular es la necesidad de tratamiento anticoagulante oral (ACO) para prevenir los eventos cardioembólicos (la trombosis y la embolia), lo cual conlleva el riesgo de las complicaciones asociadas al tratamiento anticoagulante y en especial el riesgo hemorrágico.

Actualmente el cierre percutáneo de la orejuela izquierda (OI) es una técnica reciente y alternativa segura y eficaz para la prevención de ictus en pacientes que presentan contraindicaciones para anticoagulación con inhibidores de la vitamina K o nuevos anticoagulantes orales (NACOS). Se sabe que entre el 30 y el 50% de los pacientes que precisan ACO no los reciben o no están bien manejados, ya sea por niveles de INR variables (parámetro que se utiliza para ver si un paciente está bien controlado con sintrom), por la discontinuación del tratamiento debido a los sangrados o simplemente por rechazar la anticoagulación.

La idea en la que se basa esta técnica es la de excluir de la circulación dicha estructura, evitando así que sea fuente de trombos en estos pacientes. En el ensayo Protect-AF, publicado en Lancet en el año 2009, la oclusión percutánea de la orejuela auricular izquierda mediante el dispositivo Watchman (Boston Scientific) demostró ser no inferior a la anticoagulación oral. Estudios y registros posteriores han confirmado su utilidad.

El procedimiento realizado por vía percutánea femoral, se ha llevado a cabo con éxito recientemente por parte de los doctores Jorge Palazuelos Molinero, responsable de la Unidad de Hemodinámica del Hospital La Luz, José Antonio Fernández Díaz e Ignacio Cruz González, miembros del Equipo de Cardiología Clínica e Intervencionista del doctor Roberto Martín Reyes, del centro sanitario. “Hemos realizado un novedoso y avanzado procedimiento percutáneo dirigido principalmente a la prevención del Ictus”, explica Martín Reyes, jefe de Cardiología Clínica e Intervencionista.

“Con la introducción de este nuevo dispositivo en la cartera de servicios del Hospital La Luz, culminamos un profundo e innovador cambio en el laboratorio de hemodinámica con la incorporación además, del cateterismo cardiaco por vía radial, la implantación de válvulas percutáneas por vía femoral (TAVI) y la utilización de la guía de presión en cardiología. Todo ello nos permite cumplir con el objetivo permanente de seguir incorporando todos aquellos procedimientos diagnósticos y de tratamiento que suponen mejoras claras para nuestros pacientes”, concluye el doctor Jorge Palazuelos Molinero, responsable de la Unidad de Hemodinámica del Hospital La Luz.

Fuente: https://www.consalud.es/autonomias/c-madrid/hospital-luz-implanta-exito-nueva-tecnica-prevenir-ictus_48527_102.html

 

Jornada: Anticoagulación y la mujer

Posted on

jornada_anticoagulacion_y_mujer

Este próximo Martes, 12 de junio, el Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (FJD) organiza en colaboración de la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares (AMAC) la I Jornada sobre “La anticoagulación en la mujer”.

Se trata de una jornada formativa y gratuita cuyo objetivo es abordar con una visión 360º desde la perspectiva de diferentes especialistas como; hematólogos, endocrinos, cardiólogos, ginecolólogos y geriatras, las etapas de la vida de la mujer anticoagulada y resolver a nuestras pacientes dudas sobre el tema.

Desde el Servicio de Hematología y Hemoterapia, han querido impulsar esta iniciativa para acompañar y formar a las pacientes en tratamiento anticoagulante, dándoles directrices claras en cuanto a su tratamiento y seguimiento. La jornada contará con charlas formativas y debate con nuestras pacientes.

LUGAR DE LA JORNADA:

Aula Severo Ochoa, Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, Av. de los Reyes Católicos, 2, 28040 Madrid

INSCRIPCIÓN: Gratuita

Correo electrónico de contacto:

amac@anticoaguladosmadrid.es

Descarga el programa haciendo clic aquí