Autocontrol de TAO

La Remolacha como fuente de vitamina K

Posted on Actualizado enn

La remolacha aporta la vitamina anticoagulante por excelencia, la vitamina K. Su consumo debe ser controlado porque en grandes cantidades puede afectar a los pacientes anticoagulados.

La raíz y sus hojas tienen una composición nutricional diferente, media taza de remolacha cocida contiene 1,7 gramos de fibra, mientras que una porción de hojas de remolacha cocida provee cerca de 4,2 g de fibra. Las hojas de remolacha aportan un alto nivel de fibra, importante para el funcionamiento digestivo y el control del colesterol. 700 microgramos de la vitamina K, es lo que aporta una taza de hojas de remolacha cocida. Por el contrario la raíz sólo contiene 0,170 microgramos de vitamina K por porción.

El tratamiento con medicamentos anticoagulantes, previene la formación de coágulos sanguíneos, pero a la vez inhibe la capacidad del hígado para utilizar la vitamina K en la síntesis de proteínas de coagulación de la sangre.