Anticoagulación

Consejos nutricionales sobre la Vitamina K para pacientes anticoagulados (Sintrom y Alducomar)

Posted on Actualizado enn

Hoy os presentamos el informe elaborado por: Gabriel Olveira Fuster y Rosario Vallejo Lima (Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital Universitario Carlos Haya, Málaga ). Esperamos que sea de gran ayuda en la decisión de ingesta de alimentos y os ayude a cuidar vuestra salud día a día. El informe también incluye una tabla de alimentos, que indica el grado de Vitamina K y consejos (ver mas a bajo).

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES PARA PACIENTES CON ANTICOAGULANTES ORALES (SINTROM, ALDOCUMAR).

Los anticoagulantes orales son medicamentos que hacen que la sangre tarde más tiempo en coagular, con el fin de evitar la trombosis y/o embolia. El contenido en Vitamina K de su dieta puede interferir en la eficacia del tratamiento, favoreciendo tanto un exceso como un defecto. Es conveniente que siga las recomendaciones dietéticas que le adjuntamos a continuación, que le ayudarán a alcanzar el nivel de anticoagulación deseado.

La mayor parte de la Vitamina K procede de los alimentos de origen vegetal, especialmente hortalizas de color amarillo oscuro o verduras de hoja verde como las
espinacas, el brócoli, el repollo, la lechuga romana, las endibias, la col rizada, la remolacha, los espárragos y algunas clases de soja fermentada. Estos alimentos no están prohibidos pero deben ser controlados en la dieta. Se recomienda tomar dos raciones de verduras y hortalizas diarias (preferentemente una de ellas crudas).

Evite realizar modificaciones drásticas en su dieta habitual como dietas de adelgazamiento con pocos vegetales o aumentar bruscamente la ingesta diaria de alimentos con alto contenido en Vitamina K (Ej. tomar brócoli diariamente en temporada). Si tiene problemas digestivos persistentes (diarrea, vómitos) que le impidan comer normalmente deberá alertar a su médico y realizar controles de anticoagulación frecuentes.

Los alimentos de origen animal no suelen contener cantidades apreciables de Vitamina K (salvo el hígado) y pueden ser tomados sin preocupación. Algunos alimentos muy grasos pueden contener formas de Vitamina K y no son buenos para su salud cardiovascular (aumentan el colesterol malo); por ello, disminuya el consumo de grasas animales (como mantequilla, tocino, bollería industrial, carnes grasas, embutidos, quesos, bacon, nata) y elija más pescado que carne.

Use preferentemente aceite de oliva virgen tanto para cocinar como para condimentar. Es el aceite más saludable del mundo. Si se toma de cuatro a seis cucharadas al día se aportará la cantidad de Vitamina K que usted necesita. Otros aceites como la soja o la colza aportan cantidades similares o algo menores por cucharada. El aceite de maíz o girasol aportan muy poca Vitamina K pero son mucho menos saludables.

Evite el consumo de alimentos elaborados con aceites vegetales hidrogenados (los contienen las margarinas y muchos productos de bollería industrial, galletas, alimentos de comida rápida, “comida basura” y pre-cocinados) Además de subir el colesterol, contienen una forma de Vitamina K que puede dificultar el control de la anticoagulación. Fíjese en el etiquetado del alimento.

Tome al menos tres piezas de fruta al día (prácticamente de cualquier tipo salvo algunas, como el kiwi) y unos 30 g. de frutos secos una o dos veces por semana (nueces, almendras crudos). Para completar una dieta saludable incorpore diariamente a su dieta alimentos del grupo de cereales y derivados (pan, arroz, pasta, preferentemente integral) y patatas o similares. Tome legumbres dos a tres veces en semana. Estos alimentos no contienen cantidades importantes de Vitamina K.

Se recomienda tomar al menos dos raciones de alimentos lácteos diarios (preferentemente desnatados o semi, para evitar que suba el colesterol). Si tiene costumbre puede tomar cantidades moderadas de vino o cerveza con las comidas (un vaso al día las mujeres y hasta dos los hombres). Un consumo elevado de alcohol puede aumentar el efecto de los anticoagulantes y tener otros efectos negativos para la salud. Debe tener en cuenta que los antibióticos pueden afectar las pruebas de coagulación. Consulte a su médico por que puede ser conveniente realizar ajustes más frecuentes.

Tenga en cuenta que una fuente muy importante de Vitamina K es la toma de suplementos de vitaminas, de “productos naturales” o de herboristería. No olvide comentarle a su médico todo lo que toma. En algunos casos puede ser la causa de que no se alcance un control adecuado.

Tome la medicación anticoagulante todos los días a la misma hora, preferentemente media hora antes de la ingesta de alimentos. No deben tomarse con antiácidos (Almax® o similares).

Tabla de alimentos y contenido en Vitamina K
Alimento
Contenido bajo
(< 5 mcg/100 g)
Contenido medio
(5-40 mcg/100 g)
Contenido alto
(>40 mcg/100 g)
Consejos
Huevos
y lacteos
  • Yogur
  • Queso
  • Leche
  • Huevo
  • Mantequilla
El contenido de vitamina K en la leche es bajo, así que el tipo de leche puede ser elegido sin modificar el contenido
de vitamina K1 de la dieta.
Verduras
y hortalizas
  • Champiñones
  • Rábano
  • Cebolla
  • Maíz
  • Lentejas
  • Patatas
  • Calabaza
  • Garbanzos
  • Berenjenas
  • Calabacín
  • Judías blancas
  • Pimiento rojo
  • Pimiento verde
  • Tomate maduro
  • Lechuga iceberg
  • Zanahoria
  • Coliflor
  • Judías verdes
  • Alcachofas
  • Puerros
  • Apio
  • Guisantes
  • Pepino
  • Remolacha
  • Repollo
  • Espárrago
  • Lechuga romana
  • Brocoli
  • Endibia
  • Cebollino
  • Perejil
  • Nabo verde
  • Espinacas
  • Col rizada
  • Col lombarda
  • Coles de bruselas
Los vegetales verde oscuro (particularmente las hojas) son las fuentes más ricas de vitamina K.
Bebidas
  • Agua mineral
  • Zumos de frutas
  • Café
  • Bebidas carbónicas
  • Bebidas alcohólicas
  • Infusiones
Todas aportan poca vitamina K.
Cereales
y pastas
  • Arroz
  • Espagueti
  • Macarrones
  • Pan
  • Bollería industrial
  • Galletas
  • Pasteles
La bollería industrial contiene vitamina K procedente del aceite con el que están elaborados.
Condimentos
  • Ajo
  • Sal
  • Vinagre
  • Mostaza
  • Especies: chile, pimentón,
  • Azúcar
  • Miel
  • Orégano
Son fuentes ricas de vitamina K pero no contribuyen al total ingerido diario porque son consumidas en pequeñas
cantidades.
Aceites
  • Aceite de maíz
  • Aceite de cacahuete
  • Aceite de girasol
  • Aceite de soja
  • Aceite de sésamo
  • Aceite de colza
  • Aceite de oliva*
  • Margarina
*Aunque el aceite de oliva contiene vitamina K, es el más recomendado para su salud. En las dosis habituales contribuye sólo moderadamente al contenido total de Vitamina K de la dieta.
Frutos secos
  • Pasas
  • Albaricoques secos
  • Castañas
  • Cacahuetes
  • Almendras
  • Nueces
  • Anacardo
  • Higos
  • Avellanas
  • Pistachos
  • Ciruelas pasas
  • Piñones
Los frutos secos no son importantes
fuentes de vitamina K excepto
algunas frutas secas, los piñones,
pistachos y anacardos.
Carnes y
pescados
  • Jamón
  • Carne de ternera
  • Carne de pollo
  • Carne de cerdo
  • Moluscos
  • Crustáceos
  • Pescado
  • Carnes magras.
  • Atún en aceite
La elaboración culinaria con aceites incrementa el contenido total de la dieta. Algunos alimentos cárnicos muy
grasos, procedentes de animales alimentados intensivamente, pueden contener formas de vitamina K que pueden impedir la acción de los anticoagulantes.
Frutas
  • Pera
  • Melón
  • Mango
  • Fresas
  • Papaya
  • Sandía
  • Melocotón
  • Pomelo
  • Manzana cruda (con piel)
  • Nectarina
  • Cerezas
  • Piña cruda
  • Albaricoque
  • Plátano
  • Naranja
  • Uva
  • Ciruela
  • Kiwi
  • Pasas
  • Higos
  • Ciruelas pasas
La mayoría de las frutas no son fuentes importantes de vitamina K (aportan < 5 mcg/100 gramos), excepto, las frutas secas y los kiwis que contienen alto contenido.

Tabla de alimentos y contenido en Vitamina K elaborada por: Gabriel Olveira Fuster y Rosario Vallejo Lima (Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital Universitario Carlos Haya, Málaga).

Dra. Rosario Butrón: “El Autocontrol del TAO es absolutamente beneficioso”

Posted on Actualizado enn

Comenzamos el año con una entrevista a la Dra. Rosario Butrón, Hematóloga responsable TAO en el H.R.U. Carlos Haya (Málaga):

¿Cuáles son las recomendaciones a seguir para la inclusión de pacientes en Autocontrol? ¿Puede cualquiera?

Lo primero que quiero indicar es que yo doy permiso o recomiendo solo a pacientes que culturalmente me parecen aptos, es decir que veo que pueden entender la mecánica del uso del coagulómetro, prácticamente todos mis pacientes serían aptos pero no todos pueden subvencionarse un coagulómetro y además el Servicio Andaluz de Salud solo subvenciona la tiras reactivas pero no el aparato, con lo cual no estamos ante un problema de conocimiento o aptitud por tar de los pacientes sino de la falta de recursos por parte de la adminsitración.

Respecto a las recomendaciones a seguir, la mas importante es una buena formación, que ya damos en el centro y como he comentado, ver si la persona es apta culturalmente.

No tengo mas recomendaciones pues los resultados siempre son los esperados, los pacientes que lo hacen están mejor controlados.También recomendamos que , al inicio del tratamiento, se hagan el Autocontrol para el tratamiento cada semana, pero al pasar los primeros 5-6 meses, luego puede hacerlo cada dos semanas y estará, el paciente, perfectamente controlado.

¿El Autocontrol del INR es adecuado para los niños?

Si por supuesto, en este caso los padres son los que deben llevar a cabo el Autocontrol, una vez tiene los datos de rango y solo en el caso de cambios, debe llamar para que valoremos si tiene que haber algún cambio o no en el rango terapéutico. El Autocontrol es absolutamente beneficioso para ellos y debe hacerse cada semana.

¿Que el paciente se autodosifique su medicación (Sintrom®) comporta algún riesgo para él?

No, siempre que esté bien entrenado, de hecho es mas cómodo para él al no tener que acudir al centro y si tiene alguna duda solo tiene que llamar.

¿Cada cuánto debe acudir al médico un paciente que se autocontrola su nivel de anticoagulación?

Habitualmente recomiento que se pasen (o llamen por telefono) una vez al año solo, siempre y cuando no haya ningún cambio o grandes modificaciones en el tratamiento, es decir, si todo va bien y el tratamiento funciona correctamente con una visita al año es mas que suficiente. Cuando viene o cuando llaman, solo le pedimos que traiga la cartilla, indicando los últimos 5 resultados del INR y su pauta terapéutica para una correcta comprobación.

¿Es conveniente que lo realicen pacientes con alto riesgo de hemorragia y/o trombosis?

Si , si es conveniente pero solo si están entrenados, si es así, no hay problema, todo lo contrario, el Autocontrol es mucho más seguro que acudir al centro por que el seguimiento es mas seguido y por lo tanto el control es mayor. Incluso si el paciente ha detectado alguna hemorragia le hacemos venir, pero por solo por el control no hace falta que venga regularmente.

Me gustaría añadir que el el Autocontrol es absolutamente beneficioso y que ya son muchos, los pacientes que a través de la Asociación de Pacientes Anticoagulados y Coronarios de Málaga (APAM) y en colaboración con Roche han podido beneficiarse de ayudas para poder conseguir su coagulómetro.

Henrik Dam, el “padre” de la Vitamina K

Posted on Actualizado enn

image

Hoy os escribimos a cerca de quien descubrió la Vitamina K, a veces un poco de historia puede ser interesante y es que Carl Peter Henrik Dam (Copenhague, 21 de febrero de 1895 – Copenhague, 12 de abril de 1976). Bioquímico y fisiólogo danés, fue el descubridor de la famosa Vitamina K.

Leer el resto de esta entrada »

Recomendaciones para el Paciente Anticoagulado

Posted on Actualizado enn

corazon

  • Tome la dosis diaria indicada, si es posible a la misma hora.
  • Si olvida tomarlo a su hora, tómelo a lo largo del día; si se acuerda al día siguiente, tome la dosis correspondiente a ese día, nunca el doble. Comuníquelo en el próximo control.
  • Puede desayunar antes del control, no es necesario estar en ayunas.
  • Puede comer de todo, pero siguiendo una dieta equilibrada y sin cambios bruscos. Es importante moderar el consumo de grasas.
  • El alcohol potencia el efecto del Sintrom y no debe consumirse en exceso; puede tomar vino o cervezas en pequeñas cantidades (un vaso al día) en las comidas.
  • Si va a iniciar una dieta de adelgazamiento, sobre todo con verduras, comuníquelo pues puede influir en su dosis de Sintrom.
  • Evite la práctica de deportes de riesgo (submarinismo….).
  • Evite las inyecciones intramusculares, ya que pueden causar hematomas importantes. Puede utilizarse la vía subcutánea para ponerse la vacuna antigripal u otra.
  • Evite el tabaco, además de ser perjudicial para su salud, es muy rico en vitamina K.
  • Si le van a recetar algún medicamento, avise que toma Sintrom. No tome aspirina o similares.
  • Si tiene dolor o fiebre puede tomar paracetamol.
  • Si ha tenido diarrea, comuníquelo en el siguiente control; no tome ningún medicamento por su cuenta.
  • Si sangra sin motivo aunque sea levemente, comuníquelo a su médico o enfermera; si la hemorragia es importante, acuda a urgencias.
  • Si precisa infiltraciones, extracción dentaria, intervenciones quirúrgicas o exploración endoscópica, dígalo con una semana de antelación a quien controla su INR para que le indique la pauta a seguir.
  • Si desea quedarse embarazada, comuníquelo, al igual que si tiene un retraso en la regla de más de una semana.
  • Lleve siempre la hoja o documento de control del Sintrom, puede serle de utilidad ante cualquier accidente o complicación.
  • Si presenta dolor de cabeza brusco e intenso o alteraciones de la vista o del habla, acuda a urgencias.

Nuevos avances en terapia anticoagulante oral

Posted on Actualizado enn

El tratamiento anticoagulante se administra a aquellos pacientes con una enfermedad cardiovascular que conlleva un riesgo de sufrir un  ictus o embolia, debido a la formación de trombos en la sangre.

juan_manuel_ortiz_avances_terapias_anticoagulantes_coaguchec

    ÍNDICE:

  • ¿En qué dos situaciones pueden producirse los coágulos?
  • Los anticoagulantes orales
  • La efectividad de rivaroxaban
  • El futuro de la anticoagulación
  • Precauciones si se toma Sintrom o Aldocumar
  • ¿En qué consiste un ictus?
  • La importancia del autocontrol y autoanálisis

FEASAN crea la primera tarjeta identificativa nacional para pacientes anticoagulados

Posted on Actualizado enn

En España hay más de 800.000 personas anticoaguladas, pacientes que son más vulnerables ante una emergencia médica o una intervención quirúrgica. En este sentido, la terapia anticoagulante previene a estas personas de sufrir una trombosis o una embolia.

Cada vez es más importante que los pacientes anticoagulados se identifiquen como tales ante una emergencia médica y, en general, ante un profesional sanitario. Por ello, la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN), que representa a más de 6.000 pacientes, ha creado una tarjeta identificativa nacional y única bajo el lema “Estoy anticoagulado” en los tres idiomas más hablados a nivel mundial: español, inglés y chino.

Esta tarjeta se ha creado como una herramienta necesaria para la prevención de complicaciones y para contribuir a la seguridad del paciente, siendo de gran utilidad para identificarse como paciente por ejemplo cuando se viaje a otro país y se necesite atención sanitaria, ante una emergencia de salud en la que no es posible comunicarse, como en caso de pérdida de conocimiento, o ante otro especialista médico no relacionado con la anticoagulación.

tarjeta_feasan

  • Esta iniciativa surge ante la evidencia de la necesidad de que estos pacientes se identifiquen como tales ante una emergencia médica y, en general, ante un profesional sanitario
  • De los casi 300.000 pacientes que acuden con fibrilación a urgencias cada año prácticamente la mitad de ellos están anticoagulados
  • Es muy importante que los profesionales sanitarios que atienden pacientes anticoagulados dispongan de la información necesaria, evitando así situaciones de riesgo

El Coagulómetro en el autocontrol del tratamiento de la anticoagulación (TAO)

Posted on Actualizado enn

‘El Periódico’ publica un artículo sobre la importancia del autocontrol de la anticoagulación.  Destacamos los puntos más relevantes del artículo:

  • Se calcula que en España hay aproximadamente un millón de personas anticoaguladas. De estas entre 600.000 y 800.000 reciben tratamiento de forma crónica.
  • La formación de un trombo se puede deber, entre otras causas, a déficits congénitos de la coagulación, la presencia de una válvula artificial en el corazón (cuerpo extraño) o una alteración del ritmo cardíaco (arrítmia) que produce un flujo irregular de la sangre dentro del corazón. No obstante, la avanzada edad, el consumo de tabaco, de acohol o la obesidad son factores de riesgo que también pueden incrementar la probabilidad de padecer este tipo de problemas. Hace más de 70 años que existen anticoagulantes orales para evitas la formación de trombos en las personas con este riesgo.
  • Aunque hoy en día los pacientes ya cuentan con nuevos medicamentos, éstos aún presentan ciertas limitaciones (no son aptos para todos los pacientes y no existe aún mucha experiencia en su uso). Es por ello que muchas personas de momento seguirán tomando los anticoagulantes clásicos y deberán seguir controlando regularmente su valor INR (parámetro de la analítica). El coagulómetro portátil permite medir el nivel de INR de manera autónoma, sin necesidad de acudir a un centro hospitalario.