Enfermedad periodontal y enfermedad cardiovascular

Posted on Actualizado enn

electrocardiogram-2858693_640.png

Prevenir la enfermedad cardiovascular es clave para que deje de ser la primera causa de mortalidad. Para ello resulta fundamental controlar factores de riesgo como el tabaco, colesterol, hipertensión, diabetes u obesidad. Sin embargo, desde hace unos años, también es posible identificar a esos pacientes de riesgo observando la salud periodontal.

Según explicó el doctor Juan José Gómez-Doblas, jefe de sección de Cardiología Clínica del Hospital Universitario Virgen de la Victoria (Málaga), “quienes tienen problemas de caída de piezas dentales o inflamación gingival de la encía con sangrado, pueden tener también problemas cardiovasuclares. Tenemos evidencias de que una patología está relacionada con la otra”.

Uno de los vínculos que comparten ambas patologías es que muchos de los factores de riesgo que se relacionan con la enfermedad periodontal, a su vez, se relacionan con la enfermedad cardiovascular. Entre ellos el tabaquismo, la diabetes, la obesidad, el estrés, las alteraciones genéticas o la edad, entre otros.

Son factores de riesgo compartidos por los dos tipos de enfermedades. Y eso explicaría que haya una asociación entre ambas, señaló Gómez-Doblas.

Dadas las evidencias citadas, el colectivo médico no duda de que hay una asociación entre ambas enfermedades. El doctor Juan José Gómez-Doblas explicó que la periodontitis es una enfermedad inflamatoria e infecciosa, causada porque tenemos bacterias en la boca que producen una inflamación constante de nuestras encías. Esa situación produce una serie de efectos proinflamatorios que, aunque estén localizados en la boca, se van a transmitir a nivel coronario a través de las arterias del corazón, además de provocar alteración en el sistema inmune, favorecer las trombosis y fomentar alteraciones de la síntesis del corazón.

Gómez-Doblas explicó que la inflamación que existe a nivel de la encía va a elevar una serie de marcadores de sustancias que son protrombóticas y proinflamatorias, las mismas que provocarían la afectación vascular.

Esos mecanismos biológicos explicarían la relación entre enfermedad periodontal y enfermedad cardiovascular

De ahí que tanto el doctor Gómez-Doblas como el doctor Antonio Bujaldón, coordinador del grupo de trabajo SEC-SECPA, aseguraran que el odóntologo debe tener un papel en la prevención de la enfermedad cardiovascular, ya que podría identificar pacientes de alto riesgo cardíaco.

Por su parte, los especialistas en Cardiología podrían incluir la periodontitis como un factor de riesgo cardiovascular más, además de derivar al dentista para ser tratados a aquellos pacientes con historial de enfermedad periodontal, de forma que pudieran mejorar su salud cardiovascular.

FUENTE: Fundación del Corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s