Los deportistas podrían estar más expuestos a trombosis que una persona que no haga deporte‏

Nikola Karabatic, Jenifer Pareja y Pete Mickael. Tres deportistas de alto nivel de tres deportes diferentes que, aparentemente, no guardan ninguna relación, salvo si nos fijamos en su historial clínico: los tres han sufrido una trombosis que los ha alejado de los estadios y las piscinas  durante un tiempo.

Al hilo de esta cuestión, un grupo de facultativos, entre los que se encuentra el doctor José Román Escudero, Director del Servicio de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y miembro del Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL) de la SEACV, han desarrollado una guía clínica para la prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa en el deporte.

«Los deportistas no están más predispuestos que una persona que no haga deporte a sufrir este tipo de padecimientos», no obstante, sí es cierto que «están más expuestos a  algunos factores no habituales en individuos no deportistas que pueden provocarlos», aclara Escudero. En este sentido, la envergadura toma una especial relevancia, «el aumento de la masa muscular puede cerrar los espacios por los que pasan las venas», lo que eleva las posibilidades de sufrir una trombosis venosa. No obstante, no es el único factor que multiplica ese riesgo: ejercicio violento, los viajes, las contusiones o las inmovilizaciones con un yeso debidas a una fractura, también son elementos a tener en cuenta.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. javier dice:

    Otro deportista mas : Chris Bosh en el pasado Fin de Semana de las Estrellas que le impidió jugar el All Star

    1. Gracias por la aportación Javier , investigaremos sobre ello 😉

Deja un comentario